Soy fan de Lekué, tengo que reconocerlo. Así que cuando vi que tenían un pack para hacer queso fresco, me hice con él. No es que sea imprescindible, ya que se puede preparar de forma sencilla con utensilios de andar por casa, pero lo cierto es que facilita mucho la tarea. Hoy vamos a hacer queso fresco, pero no un queso fresco cualquiera.

Para preparar queso fresco casero son necesarios dos únicos ingredientes: leche fresca y un ácido que separe la parte grasa de la leche del suero (vinagre o zumo de limón). Yo lo preparo con zumo de limón aunque no descarto probar con el vinagre para ver si hay alguna diferencia. La primera vez que lo hice, noté que el sabor era ligeramente más ácido que el queso fresco industrial, ya que este último se prepara con cuajo. Pero en cualquier caso está muy bueno.

Esta receta es una variante sencilla de la receta original. Las finas hierbas que le he añadido le dan un toque muy fresco, por lo que es ideal para utilizar en ensaladas o para untar en tostadas y acompañarlo con salmón ahumado o unos deliciosos tomates cherry con unas hojas de albahaca.

Para hacer este queso se necesita 1 litro de leche fresca entera y 40 ml de zumo de limón. Al final del proceso se obtiene 750 ml de suero de leche (una cantidad considerable) y un queso de unos 250 g. En ningún caso, repito, en ningún caso, debéis tirar el suero de leche ya que tiene múltiples usos. Yo lo guardo en una botella de plástico (la misma donde venía la leche) en el frigorífico. Su fecha de caducidad es la misma que la de la leche de origen. En la imagen superior se ve que el suero de leche tiene un color amarillento translúcido. Si al preparar el queso no se consigue este color (y queda más blancuzco) es porque el proceso de separación de la grasa de la leche no se ha completado. Pero en cualquier caso se puede utilizar igualmente.

El suero de leche es un líquido ligeramente ácido, con un alto valor nutritivo. Es rico en proteínas y vitaminas. Carece de grasas, ya que se han separado en el proceso para formar el queso. Sugerencias para utilizar el suero de leche:

  • Repostería. Para preparar bizcochos u otros postres, como por ejemplo natillas.
  • Marinadas. Se puede utilizar para marinar carnes, y especialmente pollo.
  • Masas fermentadas. Para preparar masa de pizza o donuts.
  • Aliños. Se puede utilizar en vinagretas como sustituto del zumo de limón o el vinagre.
Queso fresco a las Finas Hierbas
Imprimir receta
Raciones Tiempo de preparación
8 porciones 30 minutos
Tiempo de cocción Tiempo de reposo
15 minutos 1 hora
Raciones Tiempo de preparación
8 porciones 30 minutos
Tiempo de cocción Tiempo de reposo
15 minutos 1 hora
Queso fresco a las Finas Hierbas
Imprimir receta
Raciones Tiempo de preparación
8 porciones 30 minutos
Tiempo de cocción Tiempo de reposo
15 minutos 1 hora
Raciones Tiempo de preparación
8 porciones 30 minutos
Tiempo de cocción Tiempo de reposo
15 minutos 1 hora
Ingredientes
Raciones: porciones
Instrucciones
  1. Calentamos la leche en el microondas hasta que comience a hervir (13-14 minutos aproximadamente a potencia máxima). Añadimos el zumo de limón y removemos. Tapamos el recipiente y dejamos reposar para que se separe la grasa del suero de leche. Este proceso puede tardar unos 20-30 minutos.
  2. Una vez separados los dos componentes, el suero tendrá un aspecto amarillento y el resto estará cuajado. Pasamos entonces el contenido a un colador y recogemos en un bol el suero de leche. Una vez que el contenido graso haya perdido la mayor parte del suero, añadimos sal y pimienta, orégano, perejil y cebollino. Removemos para integrarlo todo.
  3. Pasamos el contenido a la rejilla de formación del queso, presionamos para no dejar aire y lo guardamos tapado en el frigorífico durante 1 hora como mínimo antes de su consumo. Se conserva bien durante al menos 3 días.
Notas de la receta
  • Para formar el queso sin el recipiente de Lekué se puede utilizar una gasa que envuelva la parte grasa y ayude a exprimir el suero de leche. Para ello, debemos colocar la gasa sobre el colador antes de colar el contenido de la preparación. A continuación, cerraremos los extremos de la gasa con un nudo y estrujaremos con las manos el contenido. Después, hay que dejar el hatillo colgando, por ejemplo del grifo del fregadero, hasta que deje de liberar el suero. Por último, sacamos el queso de la gasa y lo guardamos en un recipiente tapado en el frigorífico.
  • Si queremos un queso fresco normal, solo tenemos que saltarnos el paso de añadir las finas hierbas. La sal si recomiendo ponerla porque está más bueno, aunque también se puede prescindir de ella.
  • Si el suero de leche ha quedado un poco blancuzco podemos añadir un poco más de zumo de limón y volver a calentar un par de minutos más. Este proceso hará que termine de separarse la parte grasa.
  • Si quieres una receta para usar el suero de leche aquí tienes una: Bundt cake de Suero de Leche.
Comparte esta receta
Funciona gracias aWP Ultimate Recipe

Ya no hay excusas. Todo el mundo a hacer queso fresco. Bs

Deja un comentario